Majestuosa Hacienda construida entre los años 1540 y 1600; perteneciente a la Ruta de la Plata o Camino Real, transitado exclusivamente por la realeza del Virreinato.

Esta imponente Hacienda se convierte en fábrica de textiles para el año 1800, siendo una de las más importantes a nivel nacional ya que su estructura nos enamora. Sólo existen dos haciendas en todo México con este tipo de estructura.

Este mágico recinto encierra años de historia en sus muros perfectamente conservados, así como también en sus pequeños y artesanales túneles. Estos túneles nos recuerdan la época de los cristeros, quienes escapaban a través de ellos.

Dicen las leyendas que estos túneles nos pueden llevar hasta el mismo centro de nuestra ciudad.


Abandonado el intento de liberar la Villa de León, después de la Batalla del Mesón de las Ánimas, el día 28 de Julio de 1817, Xavier Mina y sus hombres decidieron descansar sobre las armas en la majestuosa Hacienda de Ibarrilla, construida sobre los años 1540 y 1600, pensando que los iban siguiendo los realistas. Poco a poco fueron llegando los demás dispersos y algunos heridos.

El día 29, juntos y reorganizados, partieron hacia el Fuerte del Sombrero para reencontrarse con Pedro Moreno.

Conocida localmente por encontrarse en las inmediaciones del Parque Zoológico de León, durante el Siglo XIX, fue una importante fábrica textil la cual cuenta con imponentes edificios, iglesias, trojes, patios de labor y altos muros que la resguardaban.

También se dice, que túneles construidos artesanalmente, la conectan entre sí y hasta el centro de la ciudad.

Hoy reconstruida e intervenida arquitectónicamente, es un confortable salón de eventos y punto emblemático de la Ciudad de León, Guanajuato.

hacienda.jpg